Abren investigación contra Keiko Fujimori por “impedimento del proceso electoral” y “fraude procesal”

Abren investigación contra Keiko Fujimori por "impedimento del proceso electoral" y "fraude procesal"

Abren una nueva investigación contra la candidata presidencial de Perú Keiko Fujimori por “impedimento el proceso electoral” y “fraude procesal” tras denunciar sin pruebas manipulaciones de actas electorales.

La candidata de derecha popular deberá comparecer ante la Fiscalía el próximo 23 de julio para rendir sus declaraciones.

Cabe resaltar que el 28 de julio, el nuevo presidente de Perú asumirá el poder, según lo establecido en la Constitución peruana.

Keiko Fujimori será investigada por la Fiscalía bajo los cargos de “perturbación o impedimento del proceso electoral” y “fraude procesal” contra el Estado.

Fuerza Popular buscaba anular votos

Luego de haber perdido las elecciones según el conteo oficial de votos, Fujimori interpuso cientos de recursos de apelación para anular votos.

Estas anulaciones eran en su mayoría dirigidas a zonas rurales, donde su oponente, el izquierdista Pedro Castillo, obtuvo mayoría de votos.

El partido Fuerza Popular que lidera Fujimori, presentó entre el 9 y 11 de junio un total de 760 solicitudes de nulidad a los Jurados Especiales Electorales del país.

Sostenían, aunque sin pruebas, que las actas tenían supuestas “irregularidades” por lo que se deberían anular todos los votos.

Dichas solicitudes han retrasado la proclamación del ganador del proceso electoral por más de 30 días.

La denuncia de Perú Libre

Frente a esto, los abogados de Perú Libre, José Luis Saavedra y Pavel Gabriel Tapia, hicieron la denuncia ante la quinta Fiscalía Corporativa Penal del Cercado de Lima.

En su denuncia, se señala que la personera legal de Fuerza Popular, Liliana Takayama, atentó contra el derecho de sufragio en las modalidades de:

  • “Perturbación o impedimento del proceso electoral”
  • “Atentados contra el derecho de sufragio”
  • “Falsa declaración en procedimiento administrativo”
  • “Fraude procesal y contra la fe pública” y
  • “Falsedad genérica” contra el Estado peruano.

El sustento de la denuncia se basa en los recursos de apelación presentados por el partido de Keiko para anular los votos en las zonas rurales de Perú.

Precisamente en esas zonas, Castillo se impuso en la segunda vuelta, según los resultados de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Además, las solicitudes de anulación debían sustentar el pago de una taza electoral para ser admitidas a tramite, requisito que no habrían cumplido.

Debido a la cantidad de solicitudes, la personera habría duplicado bouchers para editarlos y presentarlos en mas de una solicitud.

Por eso, Perú Libre pide además, una investigación de 27 recibos por derecho de tasa electoral.

Este delito, implicaría una actuación “dolosa” con “plena finalidad de inducir al error al ente electoral”.

Fujimori deberá rendir declaración el próximo 23 de julio, a las 2:30 de la tarde (hora local), mientras que su personera Takayama lo hará una hora después.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no ha encontrado pruebas del supuesto “fraude” denunciado por Fujimori, por lo que ha sido catalogado como una “estrategia poselectoral” para retrasar el proceso y la proclamación del nuevo presidente de la Republica.

Abren investigación contra Keiko Fujimori por “impedimento del proceso electoral” y “fraude procesal”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *