Se acabó el sueño: Barcelona desaparece frente a un 8 a 2 de un brillante Bayern Múnich


Los cuartos de final para definir quien pasa a semifinales, aplicando el nuevo formato elegido por la Champions League, se jugó entre el FC Barcelona y el Bayern Múnich.

El FC Barcelona a cargo de Enrique Setién, mostró una lentitud y poco rendimiento en el partido. El equipo catalán se presentó irreconocible, sin dominio del balón.

Por otro lado el Bayern Munich, hizo cara de forma dinámica con un fútbol directo, anotando su primer gol al tercer minuto a cargo de Müller, dejando anonadado al equipo culé.

A los 7 minutos Alaba, ayudó al Barça anotando un autogol dejando el marcador en 1 a 1, algo que no preocupó mucho al Bayern, que posteriormente anotó al minuto 21, un gol responsabilidad de Ivan Perišić, seguido por la anotación del delantero Serge David Gnabry, cerrando el primer tiempo con un gol del volante ofensivo Thomas Müller, a un poco más de los 30 minutos.

Teniendo al centro campista Thiago Alcántara como la figura maestra del enfrentamiento durante el primer tiempo, mientras tanto Lionel Messi, a duras penas tocó el balón.

El segundo tiempo, se inició con agresión de Griezmann al lateral izquierdo Joshua Kimmich, entre tanto a los 56 minutos, el conjunto culé, sacó a relucir al goleador Luis Suarez, añadiendo condimento al encuentro dejando el marcador 2 a 4, tratando de cambiar el camino del partido.

Un marcador que no duró mucho tiempo, debido a la llegada del gol de Kimmich a los 63 minutos. Al minuto 75, entró Coutinho en lugar de Serge Gnabry, para sumar al equipo a cargo de Hans-Dieter Flick, el 6 a 2 no se hizo esperar y llegó al minuto 82 por presencia de Lewandovski.

Como despedida Coutinho anotó el 7 a 2, destrozando las esperanzas del Barcelona y de sus hinchas, mientras el equipo blaugrana esperaba los cinco minutos más largos de los últimos tiempos.

El sufrimiento no terminaría, la caída del Barça se hizo más profunda con el segundo gol anotado por Coutinho, desatando la ira de Vidal, a quién no dudaron en mostrarle amarilla, cerrando el marcador con ocho goles en contra del Barcelona.

Si bien no se le puede pedir a Messi que se ponga el equipo al hombro, se esperó un mayor desempeño del argentino.

Fue una tremenda participación por parte del equipo alemán, que pasó a semifinales, donde se enfrentará con el ganador del duelo entre Lyon y el Manchester City de Pep Guardiola.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *