Hallan dos cuerpos sepultados bajo las cenizas de Pompeya hace casi 2,000 años


Arqueólogos descubrieron los restos soterrados de dos hombres muertos durante la erupción del volcán Vesubio en Pompeya (Italia) hace casi 2,000 años, en la época romana.

Gracias a una técnica particular inventada en el siglo XIX, arqueólogos y restauradores responsables del hallazgo crearon moldes de yeso que captan el momento de la muerte de las dos víctimas, provocada por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C.

Los moldes de yeso develaron que las victimas eran un hombre rico y su esclavo que huían de la erupción del volcán Vesubio. Ambos quedaron sepultados hasta ahora bajo las cenizas provocada por la explosión.

Se encontraron huesos y partes de los cráneos durante una excavación en las ruinas de lo que fuera una finca elegante con vista panorámica del mar Mediterráneo en las afueras de la antigua ciudad romana, destruida por una erupción en el año 79 d.C. En esa misma zona, se desenterraron hace tres años los restos de tres caballos enjaezados.

Los restos de las dos víctimas, que yacen de espaldas muy próximas entre sí, aparecieron en una capa de ceniza gris de al menos dos metros de profundidad.

Los funcionarios del parque arqueológico de Pompeya dijeron que al parecer, los hombres se salvaron de la lluvia inicial de cenizas del Vesubio, pero los alcanzó una segunda explosión volcánica.

La segunda explosión “aparentemente invadió la zona desde muchas direcciones, rodeando y enterrando a las víctimas en cenizas”, dijeron.

A juzgar por los huesos craneanos y los dientes, uno de los hombres, de entre 18 y 25 años, tenía comprimidos los discos de la columna, de ahí la hipótesis de que realizaba trabajo manual, como un esclavo.

El otro hombre tenía una estructura ósea robusta y murió con las manos sobre el pecho y las piernas dobladas y separadas. Se calcula que tenía entre 30 y 40 años.

“Las víctimas probablemente buscaban refugio en el criptopórtico, el espacio subterráneo donde creían estar protegidos, pero en la mañana del 25 de octubre del 79 d.C., una nube candente cayó sobre Pompeya y mató a cualquiera que se encontró en su camino” informaron las autoridades.

El Vesubio es un volcán en actividad. Si bien continúan las excavaciones, se ha prohibido el acceso de turistas a la zona arqueológica debido al COVID-19.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *